Saltar al contenido

Cómo contratar un safari en Tanzania

Ya quedan pocas semanas para nuestro viaje a Tanzania (¡qué ganas!). De momento sólo tenemos el vuelo, pero ya estamos casi en el último punto de este post, el de cruzar los dedos. La verdad es que todo el currazo de buscar la agencia para el safari se lo están pegando Sara y Soraya. Pero si no tienes, como yo, quién te lo organice, léete este post y ponte manos a la obra.

Hay más de 400 agencias de safari en Arusha (Tanzania) así que es mejor que no lo dejes para el último minuto. Además, las agencias están lejos unas de otras y a veces, son difíciles de encontrar. El ahorro que te supondría contratarlo in situ ronda entre el 5 y el 10%, pero si no vas con buena información de antemano, ese ahorro se evaporará. Lo más recomendable es tantear unos meses antes del viaje un buen número de agencias vía correo electrónico, para pedir presupuestos (vehículo, servicios, rutas y alojamiento incluídos) y así poder comparar. Muchas agencias pueden tardar semanas en contestar (esto ya te da una primera pista de la atención al cliente), así que ármate de paciencia y haz un mailing masivo. En TripAdvisor recomiendan ¡más de dos años de investigación y planificación!

Este es el método para encontrar el operador de safari ideal:

  • Revisa los itinerarios que ofrecen las agencias de viajes.
  • Decide el itinerario que quieres hacer.
  • Toma nota de los nombres de las agencias que citan las páginas especializadas en viajes a África, guías, blogs y foros de viajes.
  • Busca opiniones en internet sobre esas agencias y ve descartando.
  • Contacta con varios operadores de safari vía email (unos 20) y envíales a todos:
    • Tu itinerario y opciones de alojamiento.
    • Tus necesidades especiales (alimentación, movilidad limitada, etc)
    • Pregúntales todo lo que te preocupe (¿hay baños en los parques? ¿podré cargar la batería de mi cámara? ¿me comerá un león si salgo de la tienda a hacer tirarme un cuesco?)
    • Cuéntales si quieres un tour privado o viajar en grupo y que te expliquen la diferencia de precio entre ambas opciones.
    • Pídeles información sobre:
      • El vehículo
      • El alojamiento
  • Después de comparar y descartar, las opciones quedarán reducidas a dos o tres empresas. Comprueba si el operador de safari es de confianza (si pertenece, por ejemplo, a la TATO, Asociación de Operadores de Turismo de Tanzania) y contacta con antiguos clientes sobre los aspectos buenos y malos y pregúntales si repetirían.
  • Por último, cruza los dedos y selecciona uno.

Si no hablas inglés toda esta abrumadora oferta se verá mucho más reducida y probablemente te saldrá algo más caro, porque hay menos guías que hablen español y, claro, se aprovechan.

Prometo un post a la vuelta del viaje contando cómo fue nuestra experiencia con la agencia que finalmente elijamos.SafariTanzania