DSC01410
Irán Tripconsejos

¿Qué ropa me llevo a Irán?

21 mayo 2017

Cuando elegimos un nuevo destino, la pregunta de ¿qué ropa me llevo? es una de las últimas que nos hacemos. Sin embargo, cuando decidimos viajar a Irán fue una de las primeras preguntas que nos surgió, porque no teníamos demasiado claro si lo de llevar velo todo el tiempo iba en serio o no. Si tienes dudas sobre cómo vestir en Irán este es tu post.

Soy hombre y voy a viajar a Irán
Enhorabuena, por ser hombre lo tienes mucho más fácil en Irán y en la vida en general. Sólo tienes que tener dos cosas en cuenta: no llevar pantalones cortos ni camisetas sin manga.

Soy mujer y voy a viajar a Irán
Obviamente, no nos gustó llevar velo y muchos hombres y muchas mujeres nos dijeron que no les gusta que sea IMG-20170511-WA0005obligatorio. La religión y el machismo, están detrás de esta imposición. Su justificación: “somos perlas y el velo es la concha que nos protege”. No voy a extenderme mucho, porque es tan lamentable que no merece casi ni comentario. Solo diré que no sé qué me molesta más del mensaje: el paternalismo masculino, la infantilización de la mujer, que nos consideren inductoras al pecado, objetos de violación en potencia o a los hombres depredadores sexuales por naturaleza…

Las normas con las turistas son más laxas pero aún así deberías tener cubiertas las tres “ces”: cabeza, codo y culo. Nada más entrar en el aeropuerto de Shiraz nos advirtieron en un cartelito de la obligatoriedad de vestir el hijab. No te voy a mentir, es un coñazo, porque da calor, pero también da un toque de glamour a tu look gitano-rumano. La norma es que hay que cubrirse la cabeza, aunque no tienes que taparte obligatoriamente todo el pelo, basta con que te dejes caer el pañuelo por encima. Algunas iraníes, sobre todo en Teherán, desafían la norma colocándose el pañuelo lo más atrás posible, como nosotras nos recogíamos las faldas de los uniformes en el cole hasta dejarlas a ras de culo. A veces, te sientes en un ambiente íntimo, y tienes la tentación de quitártelo, pero mejor no lo hagas si las demás no lo han hecho. En Yazd nos alojamos en una casa tradicional, con su patio y su fuente, y me sentí tan a gusto que salí a sentarme olvidando el pañuelo y me dijeron, muy amablemente, eso sí, que me lo pusiera. Sin embargo, en un hostel de Isfahan, lleno de guiris, las chicas pasaban de ponérselo y nadie decía nada. Pero no te agobies. Viajando en coche los conductores nos animaban a quitárnoslo, porque da calor. Si se te resbala, cosa que sucede a menudo, no pasa nada. En el desierto también nos dimos el gustazo de liberarnos del velo. En el vagón de mujeres del metro de Teherán, algunas chicas también se lo quitaban.

IMG_20170502_092953209 (1)

Aeropuerto de Shiraz

No mostrar las piernas: Los vaqueros, incluso los  muy ajustados, no están mal vistos siempre que no sean cortos. Y pensar que hace 40 años allí las chicas llevaban minifaldas…

Tapa tus caderas y por ende tu culo: con blusones o camisas largas. He visto a algunas turistas con blusones hasta las rodillas… Bueno, tampoco hay que exagerar. Si tienes blusas o camisetas que te tapen el culete, perfecto. Nosotras hemos llevado camisetas también de manga corta y que no nos tapaban el culo en absoluto y los últimos días en Teherán las hemos llevado sin problemas, aunque en el aeropuerto sí que me dijo la de seguridad que debería llevar cubiertos los brazos. También puedes llevar vestidos hasta las rodillas con medias tupidas o mallas que no dejen ver las piernas. En cuanto a la ropa entallada, a priori pensé que estaba mal vista, pero he visto a muchas chicas con ropa entallada a la cintura. Si tienes camisas un poco escotadas, puedes utilizar el velo para taparte el escote, y así no tener que comprar ropa nueva para ir allí.

El límite está en el codo: olvídate de las camisas de tirantes y también de las de manga corta. El largo aceptable está por debajo del codo, pero aquí sí que nos lo hemos saltado todo el rato y no ha pasado nada.

No hay restricciones: con los colores de la ropa, los pañuelos, el maquillaje, ni los zapatos, aunque si prefieres pasar más desapercibida elige el negro o colores oscuros. No hay problema por llevar esmalte de uñas de colores, o calzar sandalias o zapatos de tacón. Para entrar a algunos lugares sagrados te prestarán un chador que da un calor horroroso y se resbala un montón.

Despegando de Teherán ¡hasta nunqui, velo!

Mi recomendación es que te lleves un par de velos, unas cuantas camisas o blusones de algodón cómodos y amplios y dos o tres pantalones largos frescos, que puedas combinar y que no te agobies por la ropa.

Si te ha gustado el post ¡deja un comentario!

2 comentarios

  • Responder crisou 26 abril 2017 a las 4:35 pm

    Hola! yo viajé por libre el mayo pasado con una amiga y es una maravilla de país. Si queréis leer relatos muy prácticos y preciosos visitad el blog de mi compi Carlota noesnadapersonal.com

    pasadlo bien !

    • Responder Eva L. 26 abril 2017 a las 7:16 pm

      ¡Muchas gracias!

    Dejar un comentario

    Puede que también te interese...

    Al principio