Japan train
Tripconsejos

Los 7 pecados capitales del mochilero novato

4 marzo 2015
Interrail 2004

Mochilera novata a la vista

Si te has decidido a emprender tu primer viaje de mochilero ¡enhorabuena!, no vas a querer volver a viajar de otra manera. Pero como buen novato, la cagarás fijo con unas cuantas malas decisiones. Leer este post te ayudará a evitar algunas. Estos son los “pecados capitales” del mochilero novato:

Llevar mucho peso: este es el que más me ha costado pulir, porque tengo la enfermedad del “por si…”. En mi primer inter-rail fui cargada ¡¡¡con 15 kilos!!! Por si fuera poco, además, repartidos entre una mochila prestada muy chunga, ¡¡¡y una maletita de ruedecillas!!! Un puto infierno. Mi excusa es que tras el inter-rail me iba a reencontar con mi ex en Polonia y tenía que estar monísima para camelármelo de nuevo (por cierto, lo conseguí). Historietas aparte, lleva solo lo necesario. Se aconseja llevar entre el 10-15% como máximo de tu propio peso.

No llevar un buen calzado: Aunque suene obvio no estrenes unas súperzapas recién compradas para el viaje. Dales antes un poco de tute y comprueba que son cómodas. Lleva siempre un segundo calzado, con el paso de los días tus pies te lo agradecerán. No te olvides unas cholas para las duchas de los hostels, si no quieres que tus pinrreles se conviertan en un criadero de hongos. Casi tan importante como llevar un buen calzado es llevar una buena mochila. Te recomiendo este post para elegir la mochila ideal.

Elegir mal la compañía: te recomiendo este post para elegir bien a tu compañero de viaje, y si no lo encuentras, viaja solo, no te arrepentirás.

Llevar poco dinero y/o solo una tarjeta: ¡Ay cuántas historias de terror provocan las tarjetas! Que si se rallan, que si se pierden, que si te las roban, que si no hay saldo, que si no están activadas, que si se la traga el cajero, que si el banco te la bloquea, que si en tal país no saben lo que es la “electrón”… Amiguitos, lo he visto tantas veces y tan cerca (a mí no me ha pasado, porque al padecer de “por si” siempre llevo mínimo dos y en lugares diferentes). Lleva siempre dinero en efectivo suficiente y dos tarjetas, y no las guardes juntas. No confíes en sacar pasta cuando llegues.

Grandes compañeros de viaje

Querer verlo todo: este es muy típico, querer ver 10 países europeos en dos semanas. Claro que es posible, como es posible comerse 30 perritos en un minuto, pero es un atracón igual de 98786497absurdo. No se trata de batir ningún record. Por muchas ansias de ver mundo que tengas, relájate un poco, porque al final no sabrás si le entraste a la churri en Copenague o en Helsinki y si te timaron en Nápoles o si fue en Estambul. Es muy estresante y se parece más a una etapa del Pekín Express que a un viaje de verdad. Tengo que confesar que también tengo que reprimir la ansiedad por verlo todo, sobre todo cuanto más lejos me voy. Las pocas probabilidades de volver hacen que sistemáticamente nos marquemos unos viajes muy ambiciosos. Exprimir cada hora del día no implica necesariamente estar en continuo movimiento. Todavía me descojono cuando nos planteamos seriamente (jajaja) ver Vietnam, Laos, Camboya y Tailandia en tres semanas… tan tierno como lamentable.

Planificarlo todo: Está bien tener una idea del viaje, planificar un itinerario realista teniendo en cuenta las preferencias, distancias y el tiempo que se
pierde en los transportes. Pero tampoco es bueno tener todo calculado al milímetro, pues hay que estar abierto a los imprevistos y tener capacidad de improvisación. Hay que ser flexible y aceptar que las circunstancias pueden cambiar nuestros planes, quizá, incluso, para mejor. Sin sorpresas no hay aventura.

No planificar nada: Tan mala es una cosa como la otra. Lanzarse a viajar sin ningún tipo de información o plan a seguir, seguramente le saldrá más caro a tu bolsillo y te supondrá perder tu valioso tiempo informándote in situ de qué es lo que hay que ver, dónde dormir y cómo llegar a tu siguiente destino.

3 comentarios

  • Responder Ali (DinkyViajeros) 5 marzo 2015 a las 6:13 am

    Este año damos nuestro primer salto a Asia (aunque con maleta) pero el 2016 será el año de estrenarse como mochilero (probablemente en Tailandia) así que tus consejos nos vienen genial, porque también pecamos del "por si" y el "querer verlo todo"…
    Saludos! :)

  • Responder Isa 5 marzo 2015 a las 6:35 am

    Grandes recomendaciones… parafraseando a Lope de Vega, que está de moda en Twitter. Esto es viajar. Quien lo probó, lo sabe :-)

  • Responder Marta Negro 20 diciembre 2015 a las 2:26 pm

    Jeje los por si acaso pesan mucho, si!! Pero eso ocurre una vez y no más
    Un saludo!

  • Dejar un comentario

    Puede que también te interese...

    Al principio