DSC04406
Myanmar

Impresiones y consejos sobre Birmania

1 noviembre 2012

He vuelto hace unas pocas semanas de Birmania y quería compartir algunas impresiones con quienes estáis pensando en viajar allí o ya habéis estado.

Me ha gustado mucho, la gente es maravillosa aunque no todos son arcángeles y querubines. Supongo que la impresión que los viajeros traen de este país varía en función de cuánto tiempo hace que lo ha visitado. En general, los birmanos aún no están tan “maleados” por el turismo, como por ejemplo en Vietnam y en muchos otros sitios, pero también hay gente con mucha jeta. Un ejemplo, a nosotros nos salió un comisionista por la calle en Mandalay que nos pidió la tarjeta del hotel, como para indicarnos la dirección, se la guardó, llamó a un taxi y pretendió llevarse la mitad de la carrera (muy inflada, porque ya conocíamos los precios). Como nos negamos, le pedimos la tarjeta, que por supuesto no nos devolvió. En Bagán, en un templo, las vendedoras eran muy agresivas, y te agarraban y hasta insultaban si no querías comprarles nada. En fin, una pena, porque dentro de diez años va a ser mucho peor. Pero bueno, esto, afortunadamente es la excepción. La mayoría son gente muy hospitalaria, amable y curiosa. Me dio mucha pena no haber llevado material escolar para los niños, porque las madres nos pedían de todo… muchos no tienen nada.

DSC04637

Os resumo algunos consejillos generales que se me ocurren:

Recomiendo totalmente cambiar en el aeropuerto porque el cambio es bueno y seguro, además está abierto hasta tarde y también muy temprano (yo cambié euros sin ningún problema) y llevar unos pocos dólares para pagar otras cosas (entradas en Bagan, Swedagon Paya, etc) Tened en cuenta que allí no hay cajeros ni se puede pagar con tarjeta, pero si lleváis euros no váis a tener problema para cambiar en los bancos. Lo de los dólares es cierto, son unos maniáticos absolutos y a mí hubo tres billetes de 20 dólares que no me los cogieron en ninguna parte porque tenían una manchita uno, y una esquinita doblada los otros. Si lleváis dólares arrugados o manchados, no contéis con ellos porque no los va a querer nadie.

No le deis limosna a los niños que piden en Bagan y en otras zonas turísticas. Estos niños abandonan el cole porque les compensa. Si quieres darles algo puedes regalarles algo de material escolar, dulces o fruta.

Reservad alojamiento: yo no soy partidaria de hacerlo en general, pero en Birmania no hay mucha oferta y todo se llena pronto, sobre todo los alojamientos más dignos. En Yangón tuvimos problemas para encontrar cama y además llegamos bastante tarde, y en Mandalay nos recorrimos la ciudad entera para acaba en un antro de mala muerte (y eso que no era día de ferry) donde abusaron de nuestra desesperación. Así que desde allí fuimos reservando para los siguientes días cada vez que llegábamos a un sitio nuevo.

Lleva linterna. Las ciudades son muy oscuras de noche cuando cierran los comercios y hay numerosos apagones.

Respeta a los monjes: a las 11 de la mañana en el monasterio Ganayon Kyaung (Amarapura) cientos de monjes hacen una silenciosa cola para almorzar. Es difícil resistirse a retratar un momento tan espectacular, pero hazlo con discreción y sin molestar. Nosotras vimos a varios turistas chinos disparándoles fotos en plena cara a los monjes sin la más mínima consideración. Ellos son mucho más educados y no se quejaran, lo que no significa que los puedas tratar como si fueran monos de feria.

No le toques la cabeza a nadie: se considera la cumbre espiritual del cuerpo humano.

Da las cosas con la mano derecha y si además lo haces sujetándote el codo con la mano izquierda quedarás como la Preysler en las fiestas del embajador.

DSC04445

Viste con discreción si piensas visitar templos. En todos los lugares sagrados (que son muchos) hay que descalzarse, así que lleva un calzado que te puedas poner y quitar con facilidad. Ten en cuenta que a veces te tocará caminar o escalar peldaños por lugares donde hay cacas de mono, de pájaro, insectos… Puedes llevar una botella o cantimplora para poderte limpiar los pies antes de volver a calzarte.

2 comentarios

  • Responder Concha Perez 20 enero 2016 a las 9:45 am

    Hola. Me gusta mucho tu blog. Estamos dudando entre viajar a Myanmar o a Sri Lanka. Que nos aconsejas. Muchas gracias

    Concha Perez

    • Responder Eva L. 28 enero 2016 a las 6:50 pm

      Pues los dos destinos son geniales, así que no sé con cuál me quedaría. Si conocéis mucho de Asia quizá Birmania sea un descubrimiento, ya que parece seguir anclada en el pasado. Sri Lanka tiene lugares mágicos como Sigiriya y playas muy bonitas. Si me cuentas algo más sobre tus gustos y preferencias podría decirte algo más.

    Responder a Eva L. Cancelar comentario

    Puede que también te interese...

    Al principio